Cocinar sin cocina

Cocinar sin cocina, ¿transformar sin fuego para no perder vitalidad?

Retomando la idea de la vitalidad presente en los alimentos, cuyos beneficios recibimos al ingerirlos, existen diferentes líneas de trabajo tanto médicas como gastronómicas —serias y documentadas basadas en evidencia científica— que promueven la preparación y consumo de alimentos crudos, sin cocinar, cuyo límite de cocción se ubica en una franja entre 42 y 45 °C, temperatura a partir de la cual algunos de los alimentos cocidos pierden gran parte de su vitalidad, nutrientes y bondades.

Un ejemplo vivo de este abordaje desde la gastronomía puede conocerse en la noticia del diario Río Negro ¿Cocinar sin fuego? La neuquina Nathalia Silva comparte su especialidad, en la que es posible conocer la trayectoria y especialidad de la reconocida referente de la alimentación consciente.

“El alimento para ella va más allá de la nutrición, es una herramienta, por lo tanto hay que saberla usar. En el alimento se encuentra todo y de éste depende el tipo y calidad de vida. Su metodología es sencilla aunque intensa, la conciencia. Un paso para la generación de mayor autonomía personal es el estado de conciencia permanente. Propone hacer pruebas en los cuerpos, experimentar y dejar de lado las decisiones que tomó del mercado que estandariza cantidades, porciones, sabores y marcas. Cada alimento que se incorpora, afectará al cuerpo, a la mente, germinando o no el deseo como el plan vital.”

Extracto de artículo de Janus, podés verlo completo AQUÍ

Compartir este contenido por

Artículos relacionados

evitá una intoxicación
alimentos vitales y nutritivos
Un alimento a incorporar