ORÉGANO Y MEJOR DIGESTIÓN

La palabra “orégano” proviene de las palabras griegas y significa “alegría de las montañas¨.
El orégano puede beneficiarnos en cualquier momento ya sea consumiéndola en un tipo de ensalada o simplemente haciendo uso de las gotas preparadas con su aceite esencial (uso externo, inhalación).
A nivel digestivo posee cualidades como antiespasmódica y carminativa, y está recomendada para las digestiones flatulentas (gases). 
El orégano estimula las secreciones biliares y estomacales sin resentir o irritar el organismo, lo que favorece mucho nuestras digestiones.
Ayuda a relajar los músculos del estómago permitiendo un mejor transito intestinal  al momento de comer algo y alivia los espasmos musculares.
Además contribuye a disminuir la posibilidad de infecciones bacterianas que se pueden producir al momento de ingerir un alimento sin una apropiada higiene. 
Es una buena opción para aliviar a personas con síntomas de colon irritable, así como dolores estomacales e intestinales.
Es una plantita que sin dudas debemos tener en casa.


¿Cómo preparar una infusión de orégano?
Pon una cucharadita de hojas secas de orégano en una taza, agregamos agua caliente y la dejamos reposar por unos 3 minutos. Listo!

 

Extracto de artículo de ¨Hablemosdealimentos¨ te sugerimos leer más AQUÍ

Compartir este contenido por

Artículos relacionados

evitá una intoxicación
alimentos vitales y nutritivos
Un alimento a incorporar