LA SAL MARINA ES MEJOR

Tomar una sal marina no refinada es muy importante pero simpre con moderación. 
Algunos síntomas que pueden reflejar estar abusando en su consumo son: tener sed constantemente, mucho apetito, somnolencia, falta de energía, tener las mandíbulas muy tensas».

Aquí 10 motivos para incorporar a nuestra dieta una sal de calidad, en este caso, sal marina no refinada por sus beneficios para la salud:

1. La sal común de mesa es mayoritariamente cloruro de sodio.

2. La sal marina auténtica no ha sido tratada químicamente y es natural: es la consecuencia de la simple evaporación del agua de mar. 
Por supuesto, un 90% de su composición es cloro y sodio de forma natural, pero contiene mayor número de oligoelementos, minerales y yodo que son de gran relevancia nutricional para el cuerpo.

3. La sal marina es más intensa en un sabor, por lo que es necesario utilizar menos en los platos y así evitar las consecuencias del exceso de sodio que habitualmente consumimos y afecta a la salud.

4. La industria comenzó con el proceso de «blanqueamiento” de la sal para aprovechar su composición en cloruro de sodio para otros fines como su utilización como aditivo y conservador. Como curiosidad, algunos yogures cuentan en su composición con cloruro de sodio.

5. Sin darnos cuenta, fruto de la incorporación de la sal refinada a numerosos alimentos y por su sabor más suave, solemos tomar un exceso de sal que perjudica a nuestra salud.

6. Un exceso en el consumo de sal puede causar hipertensión, endurecimiento y contracción de los vasos sanguíneos, empobrecimiento de huesos, canas prematuras, agarrotamiento, dolores en rodillas y riñones, calambres menstruales, molestias en ovarios, sequedad en la piel, sofocos y sequedad en las mucosas durante el climaterio.

7. El exceso de sal también puede afectar a nivel mental contribuyendo a la dureza, tensión e inflexibilidad mental, impaciencia, temperamento fuerte, obstinación y tendencia al fanatismo y miedo.

8. Tomar sal marina no refinada en cantidades moderadas contribuye a un buen drenaje de toxinas, eleva la vitalidad, favorece el funcionamiento de los riñones, mejora la sexualidad y reconstituye huesos y pelo. Además, mejora la digestión favoreciendo la generación de jugos gástricos.

9. Los beneficios de un consumo de sal marina de forma moderada también pueden detectarse a nivel mental y emocional: mayor capacidad de materializar, mejora de la concentración, de la capacidad de disfrutar.

10. El sabor salado, con una sal marina no refinada, estimula la digestión, realzando el sabor de los alimentos, iniciando el flujo de saliva y jugos estomacales.
 

¿Por qué sal común no?...AQUÍ

Extracto de artículo de ABC (Por Patricia Restrepo, directora del IME y experta en nutrición). Artículo orginal AQUÍ

Compartir este contenido por

Artículos relacionados

evitá una intoxicación
alimentos vitales y nutritivos
Un alimento a incorporar